Nonabox

viernes, 17 de febrero de 2012

El cortejo de niños en una boda

Las edades recomendadas, cantidad de chicos sugerida, vestimenta posible y otros consejos para que el casamiento salga como se ha soñado.
 
Muchas novias sueñan con caminar hacia el altar acompañadas por los más pequeños de su familia o por los hijos de sus amigos. Los pajecitos y damitas le aportan ternura y calidez a la ceremonia religiosa. Esta tradición surgió en la Edad Media, cuando las princesas solicitaban a los niños de la familia que las acompañasen para ayudarlas con la cola del vestido y el velo. En la actualidad, la función de los chicos es tradicional al llevar las arras o los anillos, por ejemplo.  

Edad recomendada de los niños del cortejo 

Muchas iglesias establecen un mínimo de edad de los niños que pueden participar del cortejo. Esto se debe a que los chicos muy pequeños pueden asustarse y no desear caminar por el pasillo al enfrentarse a la cantidad de presentes. 

Se recomienda que los pajecitos y damitas tengan entre 3 y 9 años. Los niños mayores seguramente se sientan avergonzados de participar, al considerarse "grandes". Si deseas que un pequeño menor de tres años forme parte de tu cortejo, debes considerar la posibilidad de que un niño más grande lo lleve de la mano para que no se asuste y cumpla con su cometido.  


Cantidad de damitas y pajecitos 

Los especialistas concuerdan en que más de 6 niños en el cortejo pueden opacar la entrada de la novia, al captar toda la atención. Es aconsejable no incluir una cantidad superior a fin de que todos puedan lucirse y se sientan especiales en su tarea.  

Ropa para los chicos del cortejo 

La vestimenta habitual para las damitas es un vestido de falda acampanada. Los colores varían según los gustos de los novios. Sin embargo, los colores tradicionales como el blanco, crema y beige son los más utilizados, a veces combinados con fajas en colores pasteles. 

Quienes deseen innovar en la elección del vestido, los originales colores que se están utilizando son verdes, celestes, amarillos y lilas. En el pelo las damitas pueden utilizar una coronita de flores naturales o artificiales, una tiara o apliques de brillos. Los pajecitos pueden vestir pantalones con camisa. 

En algunas bodas muy elegantes, los niños utilizan trajes y corbatas. Una opción simpática es colocarles en la camisa o saco un mini bouquet de flores igual al que utilizarán el novio y los padrinos del casamiento. Los colores tradicionales para ellos son el negro y marrón, siempre combinado con camisa blanca. Otro tema de suma importancia en ambos casos son los zapatos, que deben hacer juego con el atuendo y ser cómodos, para que los más pequeños no sufran utilizándolos.  

Los chicos del cortejo en la iglesia 

Históricamente, el cortejo ingresaba detrás de la novia llevando la cola. En algunas sitios, se recomienda continuar con esta tradición para que la novia no vea si alguno de los niños no se anima a entrar. 

Otra opción es que el cortejo ingrese delante de la novia y una vez que lleguen al altar, se abra la puerta y se produzca la entrada de la novia. Ella también puede entrar seguidamente del cortejo, sin esperar que lleguen al frente. 

El cortejo puede compartir la música con la novia o pueden utilizarse dos canciones diferentes. A la salida de la iglesia, los niños pueden salir detrás de los novios y los padrinos o junto con sus padres. Esta última opción es la más sencilla para evitar que se pierdan entre los invitados al matrimonio. 
¿Qué lleva el cortejo? 

Puedes elegir un niño o niña del cortejo para que lleve las alianzas agarradas a un almohadoncito o dentro de una canastita y otro para que lleve las arras. Otra opción bonita es que las niñas arrojen flores de una canastita antes de que pase la novia. Debes consultar con la Iglesia si esto es posible, ya que muchas prohíben la tirada de flores, arroz y papel picado. 

Algunos cortejos incluyen velas. En este caso, se debe considerar la edad de los niños y, de ser posible, comprar las velas que se utilizan para la Comunión y Confirmación, que están preparadas para consumirme más lentamente, evitando así que chorreen y puedan quemar a algún pequeño.  

Consejos generales para la organización del cortejo
  • Habla con los padres de los niños y pregúntales si están dispuestos a prestar a sus hijos para el cortejo, pídeles que te ayuden a preparar a los pequeños.
  • Conversa con los niños, explícales qué deseas que hagan y escucha sus opiniones.
  • Si es necesario, llévalos a conocer la Iglesia para que se imaginen qué va a suceder.
  • Averigua si los padres tienen los medios económicos para hacerse cargo de la vestimenta elegida para el cortejo.
  • Para asegurarte de que los niños caminen por el pasillo, el novio puede tener chocolatines en el bolsillo para entregarles cuando lleguen al altar.
Tener un cortejo es uno de los sueños de muchas novias. No dejes de hacerlo realidad. Tu casamiento es único y debes vivirlo con felicidad, como una princesa.
Imagen: earl53

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...