jueves, 9 de febrero de 2012

Películas para ver en San Valentín

Historias atípicas y para todos los gustos: comedias románticas, de amor eterno, clásicas, de terror y divertidas. Ideales para disfrutar en pareja el 14 de febrero.
 

El Día de San Valentín comenzó a festejarse hace relativamente poco tiempo dentro de las sociedades hispanoparlantes. Hoy en día, cuenta con muchos adeptos y también, muchos detractores. Unos sostienen que es el día más romántico del año y se deshacen en atenciones hacia su pareja; otros, que se trata de un negocio, de un día “netamente comercial”. 

Lo cierto es que, amantes del Día de los Enamorados o no, a la mayoría de las personas les gusta recibir un gesto de amor. Las películas han sido en gran parte las responsables de transmitir la tradición a nivel mundial. Entonces, ¿existe mejor opción para disfrutar de este día que ver fantásticos filmes cada uno abrazado a su pareja? 
Cine para románticos incurables 

Titanic” (1997) o “Romeo y Julieta” (1996) son historias perfectas para los amantes del cine de amor. Historias románticas existen miles, muchas altamente recomendables para ver en pareja (si comparten el gusto cinematográfico) como las clásicas “Casablanca” (1942), “An affair to remember” (traducida como Tú y yo en España y Algo para recordar en Argentina, 1957), “Sleepless in Seattle” (estrenada como Algo para recordar en España y Sintonía de amor en Argentina, 1993) o “Gone with the wind” (Lo que el viento se llevó, 1936). Todas ellas son excelentes exponentes del género y vale la pena verlas durante todo el año.  


Historias para los que necesitan un empujoncito 

Quizás este día de los enamorados lo encuentre a uno tratando de concretar una relación. Lo mismo de siempre: se gustan pero aún “son amigos”. Pues bueno, existen varias opciones aconsejables para romper el hielo y entretenerse bien acurrucados. La nueva “He’s just not that into you” (traducida en España como ¿Qué les pasa a los hombres? y Simplemente no te quiere en Latinoamérica, 2009) relata la vida de unos jóvenes cuyas elecciones amorosas muchas veces no son las mejores. En tono de comedia, muestra las diferentes perspectivas de los hombres y las mujeres. 

Lo mismo sucede con la también novedosa “The ugly truth” (La cruda realidad, 2009), una divertida historia cuya moraleja es que lo que uno busca puede estar más cerca de lo que se cree. 

También dentro de la misma temática se encuentra “When Harry met Sally” (Cuando Harry conoció a Sally, 1989). Tres buenas elecciones para reírse y aflojar la tensión. 

Poco convencional puede sonar ver filmes gore o de terror como “The exorcist” (El exorcista, 1973) o “The others” (Los otros, 2000) durante el día más romántico del año; sin embargo, si ese es el género preferido, puede resultar efectivo para, entre susto y susto, acercarse un poquito más al otro.  

Filmes perfectos para parejas de larga data 

La historia de un hombre casado tentado por el perfecto equilibrio entre sensualidad e ingenuidad de Marilyn Monroe en “The seven year itch” (traducida como La tentación vive arriba en España y La comezón del séptimo año en Latinoamérica, 1955) es una fantástica manera de pasar un buen rato. Una comedia pícara que roba sonrisas y cuenta con una de las escenas inolvidables del cine: Marilyn con su vestido blanco parada sobre la rejilla del subte. 

La maravillosa “The bridges of Madison County” (Los Puentes de Madison) aborda también el nacimiento del deseo y el amor en el momento menos indicado y, quizás, poco apropiado. Una de las más conmovedoras historias románticas de todos los tiempos. 

Aquellos que deseen reírse pueden ver “Un novio para mi mujer” (2008), una comedia irónica que muestra las desavenencias de una pareja. El desparpajo del guión será el deleite de quienes alguna vez hayan querido “ahorcar” a su media naranja, a pesar del amor. 

Otro guión sarcástico, y por ello muy recordado, es el de “Four weddings and a funeral” (Cuatro bodas y un funeral, 1994), el loco relato de cuatro solteros empedernidos, al menos hasta que uno de ellos conoce a la mujer de sus sueños en una boda y de ahí en más todo cambia. 

Creer que el amor es eterno es posible cuando se ve con filmes como “The Notebook” (estrenada como El diario de Noah en España y Diario de una pasión en Latinoamérica, 2004) o “Eternal sunshine for the spotless mind” (traducida como ¡Olvídate de mí! en España y Eterno resplandor de una mente sin recuerdos en Hispanoámerica, 2004), dos relatos que abordan la temática de amar a pesar de todo y dejan flotando en el aire la ilusión de que amar “hasta que la muerte nos separe” es real. 

Estas son tan sólo algunas opciones de películas que predisponen a estar abrazados, disfrutando en pareja de excelentes producciones de la pantalla grande. Son, realmente, una excusa para estar juntos y gozar del Día de San Valentín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...