Nonabox

sábado, 24 de marzo de 2012

Recetas de buñuelos de espinaca

Una guía sencilla para hacer bocadillos de espinaca y lograr que los niños coman verdura. Cocina rápida y muy práctica. Un acompañamiento tradicional en Argentina.
 
Muchas veces se hace difícil variar el acompañamiento de las comidas y peor es el caso si entre los comensales hay chicos. Las verduras generalmente no les gustan y eso hace más complicado armar una dieta sana y rica en nutrientes. Se presenta aquí una receta de espinaca muy tradicional en Argentina, que termina conquistando a todo el mundo. Es ideal como acompañamiento de carnes rojas, aunque también puede servirse con pollo y pescado. 
Ingredientes de los buñuelos de espinaca
  • Espinaca, 1 paquete o 1 bolsa de 500 congelada
  • Cebolla, 1 chica
  • Mantequilla (Manteca), ½ cucharada
  • Aceite, cantidad necesaria
  • Harina leudante, 4 cucharadas
  • Huevos, 2 grandes
  • Sal, a gusto
  • Pimienta, a gusto
  • Queso rallado, a gusto
Y ahora, ¡pongamos manos a la obra!



Paso a paso de los bocadillos de espinaca
  1. Limpiar bien y cortar en pequeños trozos el paquete de espinaca. Hervirla en agua con sal hasta que esté tierna (no son necesarios más que dos minutos en agua hirviendo para que esté lista). Dejarla enfriar, escurrirla bien y picarla. Si se tratase de espinaca congelada, descongelarla y escurrirla bien, hasta que no queden rastros de agua excedente.
  2. Saltear en una sartén la cebolla con la mantequilla y una cucharada de aceite hasta que esté dorada.
  3. Incorporar la espinaca a la sartén y mezclarla bien con la cebolla para que se impregne de su sabor.
  4. Mezclar en un bol los huevos con la harina. Agregar sal, pimienta y queso rallado a gusto.
  5. Incorporar la espinaca a la mezcla.
  6. Calentar aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente (sin humear ya que sino los buñuelos no se cocinan bien por dentro), se deslizan porciones de la mezcla desde una cuchara.
  7. Dejar cocinar hasta que los buñuelos estén dorados de ambos lados.
  8. Retirar del aceite y colocar sobre papel cocina para que escurran el exceso de aceite.
Posibles variantes en la receta
  • Esta receta puede llevarse a cabo también con acelga.
  • Muchos cocineros le agregan nuez moscada a la mezcla, depende del gusto particular de cada uno.
  • Algunas recetas agregan leche a la mezcla de huevos y harina para hacerla más suave. Cuidado en ese caso de que la mezcla no quede demasiado líquida.
  • También pueden hacerse buñuelos de arroz y espinaca. La receta se lleva a cabo de la misma manera. El arroz de incorpora a la mezcla de huevos, harina y espinaca y luego se termina como ya hemos visto.
  • Los buñuelos también pueden cocinarse al horno. Para ello, enmanteque una placa y coloque los bocadillos. Se cocinan a horno moderado hasta que estén bien dorados.
  • La cebolla puede reemplazarse por cebollín o puerro, a gusto del comensal.
  • Otra opción para hacerlos más picantes es agregarle ajo picado a la mezcla.
  • En algunas recetas, se rebozan los bocadillos con pan rallado. Podéis hacerlo si lo deseáis, pero no es necesario ya que si el aceite está caliente, los bocadillos os quedarán bien crocantes.
¡Y listo! En un rato habrás preparado un acompañamiento saludable, fuente de vitaminas y minerales, ideal para afrontar las tareas cotidianas. Buen provecho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...