domingo, 29 de abril de 2012

Elección del salón para la fiesta de boda

Algunos datos a tener en cuenta a la hora de buscar el sitio donde se disfrutará de uno de los días más importantes de la vida personal: el del matrimonio.
 
Una vez averiguados los trámites necesarios para el casamiento civil y la ceremonia religiosa, llega el momento de comenzar a preparar la fiesta: elegir el salón y el catering, la ambientación, qué tradiciones se respetarán y cuáles no, cómo sorprender a los invitados y muchos detalles más. Existen muchas opciones a la hora de elegir el lugar para el festejo de la boda: estancias, quintas, salones, salas de conferencias de hoteles…  

¿Qué tener en cuenta a la hora de escoger un salón para la fiesta? 

La elección es personal y se corresponde con los gustos y preferencias de cada pareja. Sin embargo, hay algunos factores que deben ser tenidos en cuenta antes de firmar el contrato. Los temas generales que hay que contemplar en cualquier clase de salón que se esté buscando son:
  • Emergencias para invitados
  • Aseos
  • Transformadores en caso de corte de luz
  • Suficiente para no generar ruido ambiental
Quintas y estancias para la fiesta de boda 
Son una excelente opción para los casamientos en primavera o verano. Los espacios verdes siempre son llamativos y, si se saben aprovechar, generan un ambiente cálido y relajado que propicia el ambiente festivo. Además, las fotos tomadas al aire libre quedan fantásticas. Generalmente el contraste entre el vestido blanco y los fondos verdes y coloridos producen un efecto magnífico. Por otra parte, son lugares ideales para las bodas grandes ya que habitualmente cuentan con suficiente espacio para albergar a todo el mundo cómodamente.  
Ideas y factores a tener en cuenta en fiestas al aire libre 
Se puede organizar una recepción al aire libre y dentro de la estancia, la comida y el baile. Los niños pueden jugar libremente en el parque, corretear y aprovechar de algunas de las ideas planeadas exclusivamente para ellos. 
Sin embargo, un factor que no debe descuidarse es el clima, un valor totalmente impredecible. Si llueve el día del gran evento o los anteriores, es necesario contar con un “plan B”. Por ejemplo, si la recepción pensaba celebrarse al aire libre, debe contarse con algún salón disponible para trasladarla bajo techo o una carpa que pueda colocarse, transformando el lugar abierto en cerrado. 
Otro tema a tener en cuenta son las distancias. Es cierto que los invitados estarán tan felices por los novios que viajarán sin problemas para poder festejar junto a ellos, pero es recomendable no elegir una iglesia muy alejada del salón, ya que se complicaría el traslado de aquellos que no tengan un auto disponible. En caso de que esta sea tu situación, una opción es alquilar combis que realicen el traslado de los invitados de la ceremonia religiosa a la fiesta. Si esta idea no te resulta viable, puedes incluir en las invitaciones un plano indicando el mejor camino para llegar al salón.  
Elegir el salón para el banquete de boda 
Pueden ser de estilo clásico o moderno, la elección quedará a criterio de los novios. Generalmente, prima en esta elección la ubicación y los servicios que ofrece el salón, incluidos y extra. Es bastante habitual que los salones así como las salas de conferencias de los hoteles ofrezcan servicios exclusivos. No olvides corroborar esto, para determinar si estás conforme o no y así definir si ese lugar es de tu interés. 
Una desventaja es que no cuentan con algún paisaje verde donde tomar fotos. Sin embargo, algunos salones tienen terrazas perfectamente bien ambientadas que pueden suplir esta situación. En el caso de que estés preparando una fiesta grande, quizás te sea difícil encontrar un salón con las dimensiones adecuadas para albergar a los invitados cómodamente. Existen, pero no abundan. Es cuestión de buscar.  
Salones de hoteles para el casamiento 
La mayoría son sencillamente hermosos, se encuentran bien cuidados y, por lo general, bien ubicados. Los salones de hoteles están diseñados para conferencias por regla general y aquí radica uno de los principales problemas: no suelen ser muy grandes. Es por este motivo que si tienes gran cantidad de invitados quizás no puedas ubicarlos cómodamente en formato banquete, pero sí en cocktail. 
Algunos hoteles ofrecen la posibilidad de alquilar dos salones contiguos o en pisos distintos para organizar en uno de ellos la recepción y en otro la comida y baile. Dependerá de tu decisión si aceptas esta situación o no. En caso de optar alquilar dos salones, ten en cuenta:
  • Dos salones contiguos: es preferible que la pista de baile se encuentre donde estén las mesas, de esta forma la gente mayor podrá divertirse contemplando a los jóvenes bailar y no se retirarán tan temprano.
  • Dos salones en diferentes pisos: estudia bien la cantidad de ascensores que habrá a disposición para traslado de invitados. La observación realizada para los “dos salones contiguos” también aplica en este caso.
Finalmente, no olvides averiguar si existen restricciones como el horario final de fiesta, el volumen de la música o algún elemento que no pueda utilizarse, como el confeti. Como puedes ver, las opciones son múltiples. Debes conversar con tu pareja y definir juntos qué priorizan, cuáles son sus deseos y cómo organizarán la boda que tanto la novia como el novio siempre han soñado. La elección está en sus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...