lunes, 4 de junio de 2012

Cómo elegir un libro infantil para un niño de 3 a 5 años

Los libros infantiles pueden ser regalos perfectos ya que estimulan el pensamiento, la imaginación, la creatividad y el desarrollo de la motricidad fina.
 
Regalar un libro infantil puede parecernos una fantástica idea, pero al llegar a la librería es fácil desorientarse con la gran oferta existente. Elegir el libro adecuado para un pequeño de 3, 4 o 5 años puede ser complicado si no se tienen en cuenta algunas variables. Los niños son todos diferentes, por lo tanto difícil resulta englobar a los pequeños de manera general en un nivel de lectocomprensión. A la hora de comprar un libro infantil es fundamental considerar sus intereses y, por supuesto, si se trata de un niño lector o no.  

Consejos básicos a la hora de elegir un libro infantil 

Captar la atención desde el primer momento es fundamental con los niños de 3 a 5 años. En esta etapa, los pequeños eligen un juguete u otro en base a los colores, las formas, en fin: en base a si ha llamado su atención a simple vista o no. 

 A la hora de elegir un libro infantil es fundamental observar detenidamente las imágenes, cuanto más coloridas, llamativas y bonitas sean, mayores serán las posibilidades de despertar el interés de los niños. Los accesorios de los libros como imanes, pegatinas (stickers), desplegables, sonidos o ventanas son perfectos para reforzar la atención de los chicos y además, permiten que ellos interactúen con el cuento, generándose un vínculo entre la lectura y el niño. Y por supuesto, no debe uno olvidar revisar el vocabulario del libro para que sea accesible para la edad del niño y con secuencias claras que permitan al pequeño seguir la acción sin perderse fácilmente.  


Libros recomendados para niños de 3 años 

La literatura infantil puede ayudar a los pequeños de 3 años a conocerse a sí mismos y a reconocer situaciones y actividades cotidianas a través de pequeños cuentos. 

Los libros sobre acciones habituales como el baño, el colegio, la comida o la hora de dormir son perfectos para ayudar al niño a interiorizar una rutina y aprender vocabulario sobre cada una de esas actividades. Resulta altamente recomendable que los libros se basen en conceptos básicos y reales como los colores, las formas, los animales. 

Estas historias conceptuales permiten al pequeño aprender jugando, sin casi darse cuenta, y al tratarse de cosas que él conoce sentirá mayor curiosidad por ellas. Por supuesto, los libros con accesorios o que incluyen canciones suelen ser los preferidos por los inquietos niños de 3 años. Sin dudas, un libro infantil con imágenes para colorear, recortar y pegar, con orificios o cualquier clase de actividad interactiva será el vencedor de esta etapa.  

Literatura infantil para 4 años 

Alrededor de los 4 años, muchos niños desarrollan temores: a la oscuridad, al agua, a los monstruos… Los libros infantiles pueden ser una buena manera de combatir estos miedos; para ello, se aconseja elegir cuentos infantiles donde el protagonista principal sea un niño y se enfrente a estos miedos, descubriendo al final que no hay nada que temer. 

Por otra parte, la curiosidad es quizás uno de los rasgos más característicos de esta edad, situación que vuelve totalmente recomendable la inclusión de libros para niños sobre roles y comportamientos variados: un viaje a la luna, la vida de un policía o un paseo por el fondo del mar. La imaginación está a flor de piel (algo que se nota con la aparición de los amigos invisibles) y es el momento ideal para fomentarla, a través de cuentos fantasiosos. 

Los libros infantiles deben permitir que el niño de 4 años se identifique con el protagonista y a través de él, aprenda a distinguir e identificar emociones y sentimientos. Una buena idea para esta etapa es leer juntos y comentar con el pequeño qué impresiones le ha despertado la historia.  

Libros para niños de 5 años 

 Las situaciones más complejas y desconocidas suelen despertar el interés de los niños de 5 años. Los cuentos de hadas y fábulas permiten al pequeño adentrarse en un mundo mágico que ya es totalmente capaz de imaginar. 

Los libros infantiles destinados a este segmento son más complejos y suelen basarse en ideas y conceptos poco familiares para los niños. Esto se debe a que a los 5 años la curiosidad aumenta y crece el interés por situaciones lejanas, más allá de lo que cotidianamente sucede a su alrededor. 

Las lecturas educativas son muy recomendables para ayudar al niño a aprender jugando las letras y los números, preparándose así para el inicio de la educación formal. Los libros con fotografías de lugares lejanos también pueden ser interesantes para despertar su interés por otras culturas, al igual que los libros con actividades adicionales como experimentos al aire libre. 

La lectura temprana fomenta el pensamiento y la creatividad, ayudando al desarrollo integral de la criatura a través de la incorporación de vocabulario, mandatos sociales e incluso, actividades que permiten la interacción y la utilización de la motricidad fina. 

Un libro infantil puede ser el mejor regalo para el cumpleaños o Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...