jueves, 28 de junio de 2012

Libros infantiles para niños de 6 meses a 2 años, un buen regalo

Navidad o un cumpleaños pueden ser el momento ideal para regalar libros a los pequeños de la familia. La literatura infantil ayuda al desarrollo del niño.
 
Elegir un regalo para un niño no es tarea sencilla, al menos no lo es comprar un regalo que entretenga, divierta y enseñe, todo junto por el módico precio que uno esté dispuesto a pagar. Un libro puede, entonces, ser la opción ideal para salir de los clásicos regalos infantiles: juguetes y ropa. La interacción temprana de los niños con los libros determinará su interés por ellos. Si bien es cierto que quizás el día de mañana se decanten por otras actividades, al menos en un principio podrán acercarse sin miedos ni prejuicios a un mundo mágico: la literatura infantil.  

¿Por qué regalar libros infantiles? 

La importancia de la lectura para los niños es innegable. A través de la lectura, los pequeños incorporan los mandatos sociales y aprenden a distinguir entre el bien y el mal, además por supuesto de asimilar nuevo vocabulario y reglas de sintaxis y gramática. Un niño que de pequeño aprende a amar los libros, a disfrutar de ellos, tendrá seguramente más fácil la tarea de estudiar. Pero más allá de estos motivos intelectuales y morales, la lectura permite que los chicos dejen volar su imaginación. 

Los libros ayudan en el desarrollo de la creatividad y abren la mente, permitiendo conocer a través de sus hojas distintos lugares, situaciones y culturas. Sin dudas, regalar un libro infantil es darle al niño la posibilidad de acceder a un mundo mágico, donde todos los sueños se pueden hacer realidad.  


Elegir un libro para bebés de 6 meses a 1 año 

A partir de los seis meses el bebé se muestra cada día más activo y su interés por el mundo que lo rodea aumenta constantemente. Es entonces el momento perfecto para introducir en su vida los primeros libros, por supuesto teniendo en consideración su seguridad. 

Se aconseja evitar libros de hojas finas ya que pueden cortar la piel del niño y también aquellos que incluyan pequeñas piezas como botones, imanes y otros accesorios. En esta etapa y hasta el año, son muy recomendables los libros de tela con texturas, grandes imágenes y muchos colores que el pequeño puede pasar de mano en mano, dejarlos caer para ver qué pasa y morder si le molesta la dentición. 

Los libros para bebés seguramente tendrán poco texto (o nulo), pero igualmente ayudarán al niño a establecer un vínculo con la literatura. Es necesario recordar que los chicos aprenden por imitación, así que si observan a sus padres leyendo, seguramente desearán realizar la misma actividad. Guiar a los niños es fundamental para que perciban la lectura como un momento de esparcimiento y aprendizaje divertido.  

Literatura infantil para niños de 1 a 2 años 

Cerca del año, la mayoría de los chicos comienza a imitar los sonidos. Es la época donde clásicamente los padres y demás familiares se entretienen mencionando a los animales y escuchando cómo el pequeño los imita. 

Se trata, por lo tanto, del momento ideal para regalar libros, ya que la lectura pausada en voz alta fomenta la imitación de las voces, situación que llevará a las primeras palabras del infante. 

 Los libros de tela o cartón con grandes dibujos, pocas palabras, botones y sonidos, piezas movibles, ventanas, orificios y pestañas que develen alguna sorpresa captarán rápidamente la atención de los niños. Si la idea es comprar el primer libro de cuentos infantiles, deben buscarse historias sencillas y cotidianas que ayuden al pequeño a interiorizarse con el mundo que lo rodea. Una recomendación: los libros sobre animales suelen ser los preferidos, y si tienen texturas representando el pelaje de los animales o sonidos, mejor aún.  

Libros para jugar, a partir de 2 años 

 Muchos niños entran a los dos años en la etapa “yo puedo solo”. De a poco, quieren vestirse por sí mismos, decidir si dan la mano o no para cruzar la calle o simplemente, elegir qué quieren comer y cuándo. Así, comienza el desarrollo de la independencia y de la individualidad, y también, por qué no decirlo, empiezan a poner a prueba los límites. 

Los nuevos libros presentados por muchas editoriales para este segmento de niños pueden ayudar a afinar el desarrollo de la motricidad fina y reforzar la autoestima a través de tareas sencillas que el niño puede lograr exitosamente por sí solo. 

Los libros para jugar con imanes o pegatinas (stickers), con desplegables o con pequeñas actividades de dibujo (o para recortar) y resolución de problemas (como sencillos laberintos) son perfectos para esta edad. Por supuesto, continúa siendo altamente recomendable la inclusión de libros de cuentos con imágenes que muestren espacios, ubicaciones, situaciones y relaciones habituales y letras grandes que permitan al pequeño familiarizarse con las letras antes de empezar a leer. 

Otra opción: los trabalenguas, adivinanzas y rimas pueden ser perfectos para mejorar la pronunciación y estimular el pensamiento, además suelen ser muy entretenidos. 

Un libro infantil puede ser el mejor regalo para un niño, sólo es cuestión de elegir el adecuado para su edad, su nivel de comprensión y sus intereses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...