sábado, 22 de septiembre de 2012

Receta de Halloween para niños: fantasmas de atún y espinaca

Paso a paso para cocinar empanadillas de atún y espinaca con forma de fantasmitas. Una comida sana y nutritiva para la Noche de Brujas.
 
La mayoría de las recetas de Halloween hacen hincapié en el horror que es centro de esta fiesta: niños envueltos, dedos de bruja, sopa de ojos de serpiente... 

Cuando hay niños pequeños en casa se corre el riesgo de asustarlos con comidas tan extravagantes y lograr el efecto contrario al deseado: que no coman nada de nada. 

Los fantasmas de atún y espinaca son simpáticos y, si bien están acordes a la Noche de Brujas, difícilmente asusten a alguien. Esta receta es perfecta para los pequeñitos de la familia, una buena idea para que coman verduras y pescado de manera divertida.  


Beneficios del atún: aportes nutricionales 

En algunas regiones de España, el atún es conocido como "ternera del mar" justamente por su gran valor nutricional. Al tratarse de un pescado alto en proteínas (muy necesarias para el desarrollo muscular) y, a su vez, bajo en grasas saturadas y calorías es muy recomendable su inclusión en la alimentación infantil

Su consumo aporta calcio, vitaminas (A, B y D, entre otras) y ácidos Omega 3 sin sumar calorías vacías que podrían contribuir al sobrepeso y la obesidad infantil

La espinaca, esencial en la alimentación infantil 

La gran aliada de Popeye no ha ganado en vano su fama internacional. La espinaca es un vegetal muy completo en cuanto a aportes nutricionales, ya que tiene un alto contenido de vitaminas, minerales y ácido fólico. El ácido fólico es esencial durante la infancia (y durante toda la vida) para prevenir enfermedades cardiovasculares. Algunos estudios han vinculado su carencia con alteraciones del crecimiento y del desarrollo mental. Más allá del aporte de hierro, magnesio y vitaminas, la espinaca contiene fibra y ayuda a regular el tránsito lento, una molestia que afecta a gran cantidad de infantes. 

 Ingredientes de los fantasmas de espinaca y atún
  • Espinaca, medio kilo.
  • Atún 3 latas.
  • Cebolla 1.
  • Pimiento 1 pequeño.
  • Bechamel.
  • Masas de hojaldre para tartas 2.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Mantequilla.
  • Harina 4 cucharadas.
  • Leche 4 tazas.
  • Nuez moscada.
  • Sal y pimienta a gusto.
  • Cortadores de galletas en forma de fantasmas o tijeras.
Receta de Halloween para niños, paso a paso 

Con los ingredientes mencionados, solo queda poner manos a la obra. Primero, se fríen la cebolla y el pimiento cortados muy finamente en una sartén con aceite de oliva virgen o mantequilla. Cuanto más pequeño el cubo, mejor, ya que de esa manera serán casi indetectables para los niños. 

Paralelamente, se hierve la espinaca hasta que esté bien cocida o, simplemente, se rehoga brevemente en agua bien caliente si se trata de espinaca congelada. En el caso de espinaca en hojas, es recomendable picarla bien pequeña para facilitar su homogeinización con los demás ingredientes de la receta. Cuando la cebolla y el pimiento estén tiernos, se incorpora la espinaca y el atún y se rehogan durante alrededor de 2 minutos. Se agrega sal y pimienta a gusto. 

Para la salsa bechamel, se calientan 5 cucharadas de mantequilla a fuego medio alto hasta que se derrita. Luego, se añade la harina y se revuelve durante unos 6 minutos de manera constante hasta que esté suave. La leche se calienta en otro recipiente y se incluye en la mezcla poco a poco, batiendo continuamente. Para terminar, se sazona con sal y nuez moscada. La salsa bechamel se incorpora entonces a la mezcla de atún y espinaca y se mezcla bien todo. 

Luego, se estira una de las masas de hojaldre y se apoya suavemente el cortador de galletas para marcar el tamaño de cada empanadilla fantasma. En caso de no tener cortador de galletas, se puede utilizar un dibujo de fantasma y marcar sus bordes con un palillo. 

Finalmente, se coloca la preparación dentro de cada fantasma y se cubre con la otra masa de hojaldre, haciendo presión en los bordes de cada empanadilla. A diferencia de las empanadas argentinas, aquí no se necesita repulgue sino solamente presionar fuertemente los bordes para evitar que se abran en el horno. Se cortan con el cortador o con ayuda de una tijera y se cocinan en horno medio alto durante 10 minutos. ¡Y listo! 

Una comida sana y saludable para los niños en Halloween.

2 comentarios:

  1. Me encantan sus posts! En este ultimo tiempo estuve buscando buenos complementos para mi bebé y aqui encontre algunas cosas para variar mis recetas de comida para bebé: www.nutri-baby.com, quizas les sirva para ampliar la mucha informacion que se puede encontrar. Besos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...