jueves, 15 de noviembre de 2012

Alimentación complementaria: "Mi bebé no come los cereales sin gluten"

Eating
Cuando tengas que iniciar la alimentación complementaria, mentalizáte: los nuevos sabores y texturas seguramente sean rechazados por el bebé al principio.
 
No te desesperes, no grites, no sufras ni te pongas triste. Se trata de alimentación complementaria y por tanto, como su nombre lo indica, complementa el principal alimento de los lactantes: la leche.
 
Tu bebé no va a desnutrirse por comer poco puré, cereales o fruta si continuás con la lactancia a demanda o varias tomas de fórmula diarias.
 
Recordá que la OMS recomienda lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y como alimento principal hasta el año (o incluso los 2 años y más).
 
Las primeras veces es probable que tu peque no acepte los cereales pero a medida que vaya reconociendo y apreciando sabores y vos aprendas cómo le gusta más la comida todo mejorará. Vamos entonces al tema de este post: "Mi bebé no come los cereales sin gluten".


 
Hay algunos problemitas básivos que se solucionan con tiempo y paciencia y forman parte del aprendizaje del bebé:
 
  • nuevos sabores y texturas
  • acostumbrarse a la cuchara
  • acostumbrarse a estar sentado
  • aprender a mover la lengua para tragar
Como ves, hay muchas cosas que para nosotros parecen fáciles pero que son totalmente nuevas para el bebé y puede llevarle un tiempo adaptrse.
 
Si hace ya un tiempo que estás intentando que coma cereales sin gluten y no lo hace, fijáte de cambiar la receta. Sí, como leés... Cambiá de marca o...
 
Si das pecho es probable que te hayan recomendado preparar los cereales sin gluten con leche materna. En este caso, el cereal espesa menos y se enfría rápido. Quizás sea la textura o la temperatura lo que no convence a tu bebé.
 
Con leche de fórmula se obtiene una papilla más caliente y espesa. Si aún no le gusta, probá preparando el cereal con agua. Como leés, los bebés tienen sus propios gustos. A mí, por ejemplo, el arroz me gusta de todas formas menos con leche. Quizás a tu bebé le pase igual...
 
Cuando el peque empiece a comer purés de verduras, podés probar a preparar el cereal con el caldo de cocción de las verduras para darle más sabor.
 
Esto es prueba y error. Si el bebé no come (y hace ya un tiempo prudencial que estás intentando), abre la boca para probar y luego se niega a comer, intentá variar la receta...
 
Una última recomendación: dejálo tocar la comida, jugar, ensuciarse. Sólo así conoce las texturas y al ser divertido comer, en alguno momento comerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...