domingo, 4 de noviembre de 2012

Lactancia materna: sensaciones de dar el pecho

Lucy Lawless-breastfeeding
Aún recuerdo las primeras sensaciones... Es cierto que hace poco que me estrené como mamá, pero ahora me parece extraño lo que sentí en su momento.

Estaba todavía en el paritorio cuando me pusieron a mi hijo, tan chiquito en ese momento, al pecho. A pesar de estar hinchadito y cansado, enganchó enseguida pero por algún motivo se soltaba constantemente.

Apenas sentí su boquita alrededor de mi pezón, no te voy a mentir, me dolió. Era como si me mordiesen pero sin dientes. ¿Cómo explicarlo? Como si me pellizcasen el pezón...

No fue placentero para nada, y encima mi peque se soltaba constantemente con lo cual tenía que volver a colocarlo y cada vez que se enganchaba aumentaba el dolor.

Por suerte, todo mejora... Las mamis aprendemos a ubicar al bebé para que no duela, a ayudarlo a engancharse bien y el dolor pasa.


Desde ya tené en cuenta que si te duele, el bebé está mal acomodado. El peque tiene que coger gran parte de la areola y tener lo labios doblados. En un primer momento, sentirás una fuerte succión y quizás molestia, pero sin dolor, y al poco tiempo una sensación de bienestar, de placer.

Si esto no te pasa, visitá al médico para que te ayude a ubicar bien a tu hijo. Si él no se engancha bien, recibirá poca leche en la toma y a ti se te podrían producir grietas (que son súper dolorosas).

Cuando el bebé no se engancha bien, coloca tu dedo meñique en su comisura para que se suelte y vuelve intentarlo. No soportes el dolor para que él coma porque después puede ser peor, además la idea es que tu bebé tome la mayor cantidad de leche posible en cada succión y que a ti no te duela nada.

¡Suerte con la lactancia materna!

2 comentarios:

  1. qué miedo me da ami que me muerda ainsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si pasa, la verdad es que duele pero por suerte no es tan habitual.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...