miércoles, 30 de enero de 2013

Dolor y mancha blanca en el pezón: perla de leche

Lactancia materna
Si llegaste a este post, quizás estés pasando por una afección bastante habitual durante la lactancia: una perla de leche.
 
La perla de leche es una pequeña manchita blanca que parece en el pezón y que, cuando el peque succiona o cuando una la toca, duele bastante... Mucho diría. Se siente como si a una la estuviesen acuchillando o similar (siempre depende del umbral de dolor de cada mujer).
 
¿Qué es una perla de leche? Sin más, y por decirlo en vocabulario que todos entendemos, se trata de un un resto de leche seca que por algún motivo tapona un conducto y quedó atrapado bajo una fina capa de piel.
 
En este post te cuento cómo podés curarte...




Remedio casero para la perla de leche

 
Antes de empezar, te advierto que el remedio duele pero vale la pena. Primero, esterilizá una aguja. Para ello, pasále alcohol, calentála con ayuda de un encendedor o mechero y pasále nuevamente alcohol. Una vez que se enfríe, pinchá suavemente una de las puntas de la perla de leche, intentando levantar la piel.
 
La idea es que la leche seca salga, de manera tal de destapar el conducto. Este procedimiento es necesario hacerlo con mucho cuidado. De hecho, te recomendaría que pidas ayuda para llevarlo a cabo.
 

¿Debo drenar la perla de leche?

 
Bajo ningún concepto pellizques la perla de leche como si fuese un granito. Te dolerá mucho y puedes infectarla y empeorar la situación.
 
Tampoco intentes presionar a sus lados para que salga la leche seca. La mejor solución es dar el pecho una vez pinchada la perla de leche. La misma succión de tu bebé te ayudará a curarte...
 

¿Puedo seguir dando el pecho?

 
Sí, una perla de leche no supone riesgo para tu bebé. Tan sólo un poco de dolor para quien lo padece. Como ya dije, la misma succión te ayudará a curarte.
 

¿Qué hacer si no mejoro?

 
No lo dudes, andá a tu médico de cabecera. Con este procedimiento deberías mejorar con el correr de los días (alrededor de 3 o 4) pero si no remite, el médico es quien mejor te puede asesorar (¡como siempre!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...