viernes, 15 de febrero de 2013

Cochecito Jané Rider: opinión y reseña

Una de las primeras cosas que suele obsesionar a las futuras mamis es la compra del cochecito... al menos eso me pasó a mí. La primera vez que salimos a ver cochecitos ni se me notaba la panza. Recuerdo que la vendedora me miro sin entender nada y me dijo: "pero aún tienes tiempo".
 
Vimos muchos cochecitos, visitamos muchas tiendas. Leí montones de reseñas de cochecitos infantiles online. Casi casi te diría que hice un master en cochecitos.
 
Leí recomendaciones: que no sea muy pesado, que sea cómodo, que tenga buenos frenos, con capazo (o moisés) o sin él, matrix o trío... Uffff, me canso de recordarlo.
 
Al final, elegimos el Jané Rider Trío (con tres piezas): capazo (o moisés), sillita y huevito de auto. Te cuento nuestra opinión después de 9 meses de tener este cochecito.


El precio del Jané Rider

 
No es un tema menor, por eso empiezo por él. Nuestra idea era comprar un cochecito bueno al mejor precio posible. Vimos muchísimos pero nos convenció el Jané Rider por cositas que te voy a ir contando en este post... y por el precio. No es barato, no, no lo es, pero lo compramos a fines de enero o a principios de febrero y así conseguimos un descuento en base al precio habitual. En base al cochecito que te llevas, el precio está muy bien.
 

La entrega del Jané Rider

 
El tema de la entrega de Jané era una de mis preocupaciones. Había leído en internet que Jané tenía demoras en las entregas pero, como lo pedimos a principios de febrero y mi peque nacía a mediados o fines de mayo pensamos que no habría inconvenientes.
 
Error... Las demoras en las entregas son ciertas y son, sin duda, la mayor pega a la hora de comprar el Jané Rider. Nosotros elegimos el capazo blando que es plegable, más liviano y fácil de transportar... pero que también tarda mucho más.
 
Tenían que entregar nuestro cochecito a mediados de abril y recién lo tuvimos en mano el 10 de mayo. Mi fecha de parto era el 21 pero el peque se adelantó y nació el 16. Tuvimos suerte...
 
Mi recomendación es que si te decidís por el Jané Rider (o por cualquier otro Jané) lo pidas con muuuuucho tiempo de antelación, por las dudas.
 

La estructura del Jané Rider

 
Sin duda, es un cochecito fuerte. Nos conquistaron sus ruedas y sus amortiguadores. Es fuerte, no caben dudas. Nuestro coche tiene ya varios viajes internacionales y hasta un par de transatlánticos y funciona de maravillas (y sabés cómo tratan a los cochecitos en los aeropuertos).
 
El freno es muy bueno, las ruedas se mueven casi solas sin necesidad de empujar demasiado. Dobla que es una maravilla. Es fácil de plegar, aunque desplegarlo es un poco más complejo, al menos con una mano y el bebé a upa. Pero bueno, todo no se puede pedir.
 

El capazo del Jané Rider

 
En muchos lugares leí que el capazo se movía, que no quedaba firme. En mi caso no tuvimos problema. De hecho, mi bebé durmió en el capazo del cochecito los primeros 2 meses y estaba lo más cómodo.
 

La silla de auto del Jané Rider

 
Nosotros compramos las 3 piezas para usar cada una en su lugar, así que no puedo contarte cómo funciona con el cochecito porque siempre la usé en el auto. Es una silla segura, el peque va cómodo aunque si el bebé es grandote como el mío vas a tener que comprar una silla antes de que llegue a los 13 kg (que es hasta cuando debería durar el grupo 0/0+). Mi hijo es alto y prontito le quedó corta.
 

La sillita de Jané Rider

 
La silla es comodísima. La podés poner mirando a la madre (o padre) o hacia adelante. Tiene 3 posiciones: acostado, semi acostado y sentado.
 
El capazo lo usé los primeros 2 meses y ya al 3 mes, lo pasé a la silla pero en posición 3 o acostado. Y a medida que comenzó a incorporarse fui cambiando las posiciones hasta llegar a sentado y mirando hacia adelante.
 

La cesta del Jané Rider

 
Es una cesta normal. La única pega es que su forma triangular quita un poco de espacio a la hora de guardar cosas allí pero no es grave. Eso sí, acostumbráte a guardar todo por el frente del coche porque desde atrás no tienes acceso.
 

Los accesorios del Jané Rider

 
En mi caso vino con capota de lluvia, paraguas y bolso con cambiador. Usé todo y muy bien... Algunas personas dicen que el bolso es pequeño pero para mí tiene el tamaño justo, aún hoy en día lo estoy usando.
 

El tamaño del Jané Rider

 
El Jané Rider se pliega en cuadrado, con lo cual necesitarás un coche grande. En un maletero pequeño no lo podrás acomodar. Prueba si entra antes de comprarlo.
 
En conclusión, estamos muy contentos con el Jané Rider. Es un cochecito de bebé funcional, duro y resistente que seguramente aguantará para que lo usemos con el futuro hermanito o hermanita de mi peque.

1 comentario:

  1. Yo estoy super desilusionada,pero no con el jane rider, sino con el servicio tecnico pésimo que tiene jane, con mi pequeña de mes y medio se me rompio el eje de la rueda y tardaron casi dos meses en enviarle a la tienda el recambio,y ahora 4 meses despues se me a vuelto a estropear el mismo que me enviaron,asi que susto meda lo que van a tardar y para colmo ni una triste silla de repuesto, tengo que ir con mi pequeña de 7 meses en brazos o en la mochila colgada con estas calores que están haciendo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...