miércoles, 24 de abril de 2013

Hamburguesas para bebés de ternera y verduras

Cuando mi hijo tenía alrededor de 9 meses o 9 meses y medio, comenzó a negarse a comer el puré. Pasamos 10 días complicados, intentando que comiese pero él trataba de usar solito la cuchara y, como te imaginás, el 90% de la comida terminaba en su ropa, pelo, sillita, en el suelo o en su defecto, en mi pelo o ropa... 

Mi bebé no quería comer purés, ni yogurth ni nada que le diese yo pero comía de maravillas el pan. Entonces, pensamos... ¿será que quiere comenzar a alimentarse solito? Y una noche, probamos dándole papas fritas, bueno, bastones de papa al horno mejor dicho.

Como por arte de magia, mi hijo comió todo... menos el puré claro. Lo que él quería era comer con sus propios deditos, así que tuve que comenzar a inventar cosas que pudiese llevarse solo a la boca.

Así que preparé nuggets de pollo y hamburguesas... Hoy te cuento cómo hice hamburguesas para bebés con ternera y vegetales.



La pediatra me dijo que tiene que comer alrededor de 30 gramos de carne por día, con lo cual, la idea obvia era mezclar la carne para lograr que coma también verduras.

La realidad es que probé con las verduras en bastones, al horno como las papas, pero la mayoría tienen una textura tan diferente a las papas que a mi peque no le gustaron.

Entonces dije: ¿por qué no hacer todo en uno?

Ingredientes



  • carne de ternera picada (pasada una vez por la máquina)
  • zapallito o calabacín
  • choclo o maíz
  • calabaza
  • pencas
  • batata o boniato


Cómo hacer hamburguesas para bebés de ternera y vegetales


En mi caso, opté por hacer diferentes variedades de hamburguesas, mezclando siempre la carne con un vegetal. Pero vos podés hacer como te guste: con 1 verdura, 2 o más.

Para hacer hamburguesas de ternera y choclo, lo que hice fue cocinar el choclo y desgranarlo. Luego, mezclé los granos con la carne, formé bolitas y las aplasté para formar las hamburguesas.

En el caso del zapallito, lo pelé (quitando toda la parte verde) y lo rallé grueso. Sin cocinar, lo mezclé con la carne y formé las hamburguesas. Al estar bien picado y por su consistencia, se cocina directamente junto a la carne cuando la pones al horno.

Las demás verduras tenés que cocinarlas antes de incorporarlas a la carne. Podés hacer como quieras: puré o trocitos. Yo prefiero los trocitos y mi bebé también. Corto pequeños cuadraditos del tamaño de una arveja o guisante pequeño y lo mezclo con la carne.

¡Listo! Así de fácil tenés hamburguesas caseras para bebés. ¿Lo mejor? Las podés congelar y tener listas para cuando las necesites. Quedan riquísimas, ¡a mi peque le encantan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...