miércoles, 17 de abril de 2013

Lactancia: grietas en los pezones

Hace un tiempo hablamos de la mastitis y las perlas de leche, hoy nos toca comentar otro problema común en la lactancia materna: las grietas en los pezones.


¿Qué son las grietas?


Como su nombre lo indica, son grietas o pequeñas heridas en los pezones que se producen cuando se da el pecho. No todas las madres las sufren pero se trata de un problema bastante común.


Pezones enrojecidos y dolor al dar el pecho


Las grietas duelen y mucho... ¿Cómo darte cuenta si tenés grietas? Muy fácil: sentirás escozor y dolor con el roce con la ropa o al bañarte y un dolor agudo cuando el bebé tome el pecho. Además, verás los pezones enrojecidos y con el pasar de los días, se harán más claras las grietas en los pechos.


¿Por qué se producen las grietas?





Generalmente, se producen por una mala postura al dar el pecho. Si pensás que tenés bien colocado al bebé pero se te forman grietas, algo tenés que cambiar. 

Recordá que el bebé tiene que abrir bien la boca a la hora de tomar el pecho. Debe agarrar el pezón y una parte de la areola, si no es así, probablemente le cueste más tomar la leche y te lastime.

Esos problemas de enganche pueden deberse a que colocamos mal al bebé: con la panza lejos de la nuestra, su barbilla alejada del pecho, con la cabeza muy baja...

Te dejo un video para que veas cómo tiene que agarrar el pecho el bebé.



¿Puedo dar el pecho con grietas?


Claro, las grietas no le hacen mal al bebé, sólo te duelen a vos. Por supuesto, mientras no sangres... Una recomendación: luego de cada toma, colócate un poco de leche propia sobre las grietas para ayudar a curarlas y deja que se seque al aire.


¿Usar pezonera con grietas?


Las opiniones están divididas al respecto... Algunos médicos recomiendan usar pezoneras para que el dolor sea tolerable y la madre no deje de amamantar, otros sostienen que así tardan más en curarse las grietas.

¿La realidad? Yo tuve grietas, amamanté con pezonera los primeros días y después, hice de tripa corazón y lo hice sin ella. Dolió bastante pero a los 10 o 15 días estaba curada. Por supuesto, cambié la manera de colocar a mi hijo y nunca más me aparecieron...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...