miércoles, 29 de mayo de 2013

Recetas para bebés: fideos con salsa blanca, queso y verduritas

Cuando el bebé todavía no cumplió el año, es difícil encontrarle variantes a su alimentación. Por supuesto, siempre depende del librito que tenga el pediatra abajo del brazo. La introducción de la alimentación complementaria varía de país a país y de médico en médico.

Si tu pediatra ya introdujo el gluten pero aún se resiste al huevo (a la clara, por lo pronto) y a la leche de vaca, hoy te propongo una receta para bebés fácil y nutritiva: fideos con salsa blanca hecha con leche de fórmula.


Cuando mi hijo tenía 10 meses o 10 meses y medio, ya habíamos introducido la yema de huevo pero la pediatra me dijo que la clara podía introducirla al año y la leche de vaca recién a lo 18 meses. 

El peque ya estaba cansado de purés, de hecho ya te conté que no quería comer puré sino trocitos, y yo seguía buscando nuevas recetas para cambiarle la alimentación de todos los días.

Como los cereales son muy importantes en la dieta pero mi hijo no quería nada que tuviese que darle yo con cuchara (y comiendo él solito todo terminaba en el suelo), me planteé la posibilidad de darle fideos.

Busqué y rebusqué hasta que encontré fideos sin huevo ni leche de vaca. ¡Perfecto! Y entonces me puse a pensar cómo preparárselos. No podía hacerlo con salsa de tomate (todavía no comía tomate en ese entonces) ni tampoco salsa blanca por la leche de vaca.

Opté por probar con aceite de oliva y queso. ¡Qué chasco! No comió nada...

Y entonces me pregunté: ¿se podrá hacer salsa blanca con leche de fórmula? ¡Claro que sí! Y ahí estuvo la solución...

Ingredientes


4 cacitos de leche de fórmula
120 ml de agua
1 cucharada de harina
queso fresco en daditos pequeños
Opcional: verduritas en daditos pequeños

Cómo preparar fideos con salsa blanca, queso y verduras para bebés


Aunque no lo creas, la salsa blanca se prepara igual, salvo por la falta de manteca o mantequilla. Colocas el agua a hervir, agregar la leche de fórmula e incorporas la harina. Si ves que queda líquida, agregas un poquito más y listo. A veces, dependiendo de la marca de la leche, se necesita un poquito más de harina para espesar.

Incorporás los daditos de queso y los daditos de verduritas cocidas. Podés utilizar las verduras que a tu bebé más le gusten, yo usé zapallito o calabacín...

Cubrís los fideítos con la salsa y ¡listo! Tené en cuenta que lo mejor es que los fideos estén bien cocidos, medio pasaditos para que le sea fácil comerlos al bebé.

¿Qué te parece esta receta fácil para bebés?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...