martes, 13 de agosto de 2013

Los bebés de alta demanda: características

¿Qué es un bebé de alta demanda? Si te lo estás preguntando es porque, seguramente, crees que tienes un bebé así en casa...


Antes de hablar de los bebés de alta demanda me gustaría dejar claro algo: no es malo ser de alta demanda. Decir que uno tiene un bebé de alta demanda es solamente reconocer ciertas características del propio hijo, algo que nos ayuda a los papis a hacer que ellos estén más tranquilos y sean más felices.


El término bebé de alta demanda fue acuñado por el Dr. Sears, quien fue padre de una niña intensa. Esa es la palabra que para mí mejor define a un bebé de alta demanda: intensidad.


Son bebés intensos, todo lo realizan con intensidad. Ríen con todas sus ganas... y también lloran a puro pulmón.

Comen vorazmente, maman a cada rato, piden lo que desean de una manera muy demandante. Parecen siempre listos para actuar.

Suelen ser bebés muy activos, que necesitan poco sueño y a los cuales les gusta mucho el movimiento, aunque no siempre ir en cochecito o mochilita. Porque quieren moverse por sí mismos, estar parados sobre sus piernas (aún cuando son muy pequeños).

Son curiosos, miran todo lo que tienen alrededor, y quieren explorar, aún sin darse cuenta de los peligros que los rodean.

Son niños movidos y activos a los cuales les gustan los brazos, necesitan el contacto con los padres (sobre todo con la madre) y sienten con mucha intensidad las ansias de separación.

¿Te suena? Mi hijo es así. Es un amor, el bebé más dulce del mundo, pero movido y activo a más no poder y muy pegado a mí.


Ser un bebé de alta demanda no es malo, no es un karma, es tan sólo una forma de ser. Para los papis es necesario tener paciencia, porque son bebés que suelen necesitar mucha cercanía, muchos besos, mimos y brazos.


Seguiremos hablando sobre este tema...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...