martes, 3 de diciembre de 2013

Juguetes para niños de 3 a 5 años: ideas y recomendaciones

Las jugueterías ofrecen una gran variedad de juguetes de todo tipo para niños de 3 a 5 años. Elegir el juguete adecuado pareciera ser una misión imposible. Para ello, es necesario tomar conciencia de la etapa de desarrollo en la que el niño se encuentra y seleccionarlo en consecuencia. 

Los chicos de 3 a 5 años suelen ser muy curiosos y expresar grandes deseos de independencia. Al sentirse seguros de sí mismos, desean poner a prueba sus propias capacidades y explorar nuevas actividades, generalmente creativas y motoras. 

Juguetes para niños de 3-5 años: estimulación de la motricidad


En esta etapa, los niños ya son capaces de caminar correctamente, saltar e incluso trepar. Las actividades deportivas y de desgaste energético comienzan a cobrar cada vez mayor importancia y se transforman en las preferidas, sobre todo por los varones a partir de los 4 años. 

Los artículos para hacer deporte (pelotas, aros de basket, raquetas de tenis, palos de golf, flotadores para piscinas, patines y bicicletas) y artículos de jardín (toboganes, hamacas o columpios) constituyen regalos ideales para estimular la motricidad. 


Los juguetes para apilar, como cubos o anillas, y los bloques de construcción también son una buena opción, ya que permiten al niño poner a prueba su capacidad de manipulación de objetos a la vez que aprende el concepto de equilibrio e incorpora las nociones de cantidad. 

Cuando el niño logra saltar hacia adelante repetidamente (alrededor de los 4 años), las tizas (de materiales no tóxicos) son un buen aliado para jugar al aire libre a la rayuela. 

Regalos que fomentan la creatividad


Dibujar es una de las tareas preferidas por los chicos de todas las edades. Entre los 3 y los 5 años, aparecen los detalles en los dibujos y comienzan a encontrarse similitudes entre la imagen y la realidad. 

Un set de lápices, acuarelas o témperas y papeles de colores y tijeras para hacerbricolage serán seguramente regalos exitosos. Quienes deseen evitar posibles manchas producto de la creatividad infantil, pueden optar por las pizarras mágicas o los pizarrones. Una forma práctica de fomentar la creación libre sin posibles accidentes, con la desventaja de no poder atesorar como recuerdos los dibujos de los pequeños. 

La curiosidad es uno de los principales rasgos de esta época. Investigando su entorno, muchos niños pueden sentirse atraídos por los gadgets de papá y mamá. Es el momento perfecto para comprarles su primera cámara de juguete e incentivarlos a fotografiar todo aquello que les llame la atención.

Disfraces y juegos para dejar volar la imaginación 


A partir de los tres años, los amigos imaginarios se vuelven parte cotidiana de la vida. Esto se debe a la frondosa imaginación que los chicos desarrollan en esta etapa. Mediante juegos, imitan a sus padres e empiezan así a descubrir los distintos roles planteados por la sociedad. 

Todos aquellos juguetes que permitan a los niños soñar que son otra persona contribuirán al desarrollo de la imaginación y la autoestima, al dejarlo ser “todo aquello que desee”. Jugar a la mamá y a trabajar se vuelve entonces más común. Muñecas, dinosaurios, animales, autos y sets varios (de profesiones, herramientas y artículos del hogar, por ejemplo) facilitan la imitación por parte de los chicos y su traslado a un mundo de fantasía donde las reglas las ponen ellos. 

A partir de los 4 años, generalmente comienzan a diferenciarse los intereses de niños y niñas debido a la internalización de roles de la sociedad. Así, las niñas preferirán disfrazarse de hadas o princesas y los niños se decantarán por disfraces de superhéroes, piratas o policías. 

Juguetes para preparar al niño de 3 a 5 años para el colegio 


Poco a poco, se vuelve necesario enseñar al pequeño la existencia de reglas. En esta edad, los chicos ya son capaces de diferenciar el bien del mal en acciones simples. Se trata entonces del momento perfecto para introducir en su vida juegos donde deban seguir directivas. 

El dominó y las cartas enseñan por un lado, los números mientras que por otro se internalizan reglas de juego. 

Además, pueden utilizarse también para fomentar la memoria con juegos como “buscar la pareja” (dos números iguales). El uso de la computadora (ordenador) es recomendado para los niños más grandes, quienes mediante juegos infantiles pueden incorporar el uso del mouse y aprender las letras y números con ayuda del teclado. 

Entre los 3 y los 5 años, los niños interiorizan mandatos sociales, nociones básicas del bien y del mal y comienzan a conformar su personalidad. Estimularlos mediante juegos y juguetes acordes a la edad es esencial para lograr su completo desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...