lunes, 3 de febrero de 2014

Destete nocturno: El plan padre

Si están pensando en empezar el destete nocturno, pero no tenés idea de cómo hacerlo, hoy te cuento de qué se trata el plan padre.

¿Cuándo iniciar el destete nocturno?


El inicio del destete es una decisión de la madre, a menos que hayas decidido esperar al destete natural que decide el bebé. La Organización Mundial de la Salud sostiene la necesidad de 6 meses de lactancia materna exclusiva, recomendando también 1 año de lactancia materna esperable y 2 años deseable.

Como a mí no me gusta juzgar, y no creo que nadie deba hacerlo, creo que cada madre tiene derecho a decidir. Si conocés los beneficios de la lactancia materna, podés elegir libremente cuándo comenzar el destete.


Realmente, el destete comienza de manera progresiva al incorporar alimentos sólidos (o semisólidos) a la alimentación del bebé y termina cuando la criatura deja de tomar teta. Entre el inicio y el fin pueden pasar meses o años, depende de tu propia elección.

En cuanto al destete nocturno, puedes iniciarlo siempre y cuando sepas que tu hijo no necesita comer por la noche. Si notas que el bebé busca la teta como consuelo pero sin hambre y tienes ganas, puedes iniciar el destete. Eso sí, ten en cuenta que deberás suplantar la teta por un montón de mimos, abrazos y besos.

El Plan Padre


El plan padre es una buena manera de realizar el destete nocturno. ¿En qué consiste? Muy fácil: el padre se hará cargo del bebé cuando despierte por la noche y pida teta. Lo abrazará, consolará, besará, le cantará, lo mecerá... La idea es que el padre duerma nuevamente al bebé, sin que la madre deba participar para evitar que el bebé pida teta.

Se recomienda que los primeros días, si el bebé sufre y llora sin parar, sin que el padre pueda calmarlo, que la madre lo acoja entre sus brazos y le dé teta. Recuerda que el destete debe ser progresivo y no traumático.

En mi caso, hicimos el plan padre pero como mi hijo tiene ya 20 meses le explicamos durante el día que si se despertaba iba a ir papá porque mamá no tiene más leche de noche. Al despertar, se hizo cargo mi marido. Lloró pero volvió a dormirse sin necesidad de que yo participase. Así varias veces la primera noche.

El proceso se repitió 4 noches y luego mi marido tuvo que viajar, con lo cual yo tuve que hacerme cargo del destete, algo difícil porque es sabido que dar la teta es un bálsamo para que el bebé deje de llorar y se duerma. Pero yo estaba decidida porque la agitación por amamantamiento estaba en su apogeo por las noches y además, porque sentía que ya era hora. Cuando despertó, lo abracé, lo besé, le expliqué en voz suave que no tenía más leche pero que iba a quedarme con él y se durmió. Así cada vez que se despertó.

Y a la semana, dejó de pedir leche por la noche y empezó a dormir mejor. Es cierto que al despertar a eso de las 6 o 7 pide leche. Le preparo una tacita, se la toma (muy poco porque todavía no se habituó) y se duerme en mis brazos.

Si deseas destetar, el plan padre puede ser una buena opción. Recuerda que la idea es hacer un destete progresivo y cada niño es un mundo. Hay niños que lo aceptarán mejor que otros, sigue tu instinto y respeta los tiempos de tu hijo. Y recuerda que la teta nocturna es la última que se quita al bebé...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...