miércoles, 21 de mayo de 2014

Persiguiendo a Silvia de Elizabeth Benavent

Hace tan sólo un momento terminé de leer Persiguiendo a Silvia, la nueva obra de Elizabeth Benavent, autora de la saga Valeria (que por cierto, ¡me encantó!). Tardé en decidirme a empezar a leerlo, no porque pensase que no me iba a gustar sino porque, por el contrario, sabía que me encantaría y que tendría que esperar la segunda parte repleta de nervios y ansias. Y sí, eso pasó porque Elizabeth Benavent tiene un "algo" que nos hace enamorar de sus personajes.

Veamos juntos mi reseña de Persiguiendo a Silvia...

Argumento de Persiguiendo a Silvia


Silvia tiene 25 años, es una chica mona pero no es una súper modelo. Trabaja en una multinacional y tiene un jefe que le quita el sueño. Álvaro es lo que toda chica sueña: guapo, elegante, con unos ojos grises que quitan el hipo.

Y un día, Álvaro se fija en Silvia... ¿o hace tiempo que la tenía en la mira? Un día Silvia y Álvaro inician una historia de amor marcada por el sexo, mucho sexo. Silvia pierde la cabeza, algo que mucho no le cuesta porque es una chica extravagante, medio loca e impulsiva, y Álvaro... Álvaro es una persona difícil de leer. Parece enamorado, parece quererla pero esa palabra no entra en su vocabulario. 

Cuando las cosas entre ellos dejan de funcionar, Silvia se escapa a la playa con Bea, su gran amiga del alma y otra loca de aquellas... Y allí, sin más, conoce a Gabriel, una mega estrella, un cantante de estilo macarra que pondrá su mundo del revés.


Pero Silvia tiene el corazón roto y no se quiere enamorar... no quiere que le rompan el corazón otra vez. Ahora... ¿es posible manejar los sentimientos? ¿El amor nace sin más? ¿Es posible amar a dos personas? ¿Quién es Silvia? ¿Se encontrará a sí misma?


Reseña de Persiguiendo a Silvia


Persiguiendo a Silvia tiene una interesante distribución de la historia. Nos vamos enterando cosas de Silvia, Álvaro y Gabriel de a poco, paso a paso, a través de un capítulo en presente y uno en pasado, algo que nos permite sentir como Silvia: enamorarnos, odiar, amar, llorar, gritar...

Guau, la verdad, guau... Empecé con muchas expectativas y admito que tardé un par de capítulos en engancharme con la historia, Y es que tengo muy presente la saga Valeria, esa química entre Victor y Valeria (¡ese Victor, por Dios!) y tardé un poco en conectar. Pero cuando lo hice...

Primero perdí la cabeza por Álvaro, sí, porque es como un príncipe azul aunque, como siempre le digo a mis amigas, el príncipe azul destiñe. Cuando apareció Gabriel en escena, no me gustó, lo sentí muy macarra... y bueno, es que a mí los tatuajes mucho no me van. Pero después el mundo se me puso del revés y ahora, habiendo terminado la historia, Gabriel me robó el corazón. Me encanta la dinámica de Silvia y Gabriel, la tensión, la complicidad, el cariño. Me han robado el corazón.

Silvia es un personaje con el que una se puede identificar aunque esté muy loquita. Sí, porque está loca, hace cosas que yo no haría en mi vida pero es tan refrescante.

Confieso que he llorado, he reído, me he emocionado... Persiguiendo a Silvia es un libro que me llegó y no puedo esperar la segunda parte: Encontrando a Silvia.

Aplausos @betacoqueta, eres más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...