lunes, 19 de mayo de 2014

Torta fácil de Jake y los Piratas de Nunca Jamás

Hace bastante que no escribo acá, lo sé: ¡perdón! Estoy con varios proyectos entre manos y entre mi cumpleaños y el de mi hijo ¡se me fueron pasando los días! No es excusa, lo sé pero bueno... Imagínense qué ocupada estoy que la torta de cumpleaños de mi hijo la hice en un día.

No tenía tiempo para nada así que opté por una torta fácil de Jake y los Piratas de Nunca Jamás, los personajes preferidos de mi peque junto con Mickey Mouse.


¿Vemos cómo se hace?

Torta de Jake y los Piratas


Preparé el clásico bizcochuelo de chocolate de toda la vida, lo dejé enfriar en una rejilla y cuando estuvo bien frío, lo corté a la mitad para rellenar. Como la idea era que mi hijo comiese de la torta, no la emborraché, sólo le puse un poco de almíbar bien líquido. Luego, rellené con manga repostera y dulce de leche, mucho pero mucho dulce de leche.

Derretí trozos de chocolate en el microondas durante 2 minutos, con cuidado de que no se quemase y bañé la torta poco a poco. El truco para que el baño de chocolate quede bien es colocar la torta sobre la rejilla y ésta sobre la placa de horno (que yo forré con papel aluminio para ahorrarme una lavadita). Entonces, hay que tomar el bol con el chocolate fundido e ir derramándolo sobre la torta desde el centro hacia afuera. La idea es que el mismo chocolate chorree y cubra la torta. De esta manera, no necesitarás espátula y no quedarán marcas. Para que el chocolate quede más brillante, hay que ponerle un poquito de manteca (o mantequilla).

Lo metí en el frío hasta que el chocolate estuvo duro y entonces decoré con manga pastelera y pico bien fino. Para decorar usé dulce de leche y fui haciendo "rulitos". Metí la torta otra vez en la heladera hasta que el dulce de leche estuvo firme.

Mientras tanto, triture galletitas de vainilla. ¿Cómo? Las metí en una bolsa ziploc y las martillé, sí, sí, con martillo en mano hice "harina" de galletitas. Con esa harina, espolvorée la parte superior de la torta para lograr el efecto arena (también se puede hacer con azúcar rubio pero no tenía en casa).

Luego sólo quedaba la decoración. Descargué de Spoonful los cake toppers de Jake y los piratas de Nunca Jamás, los imprimí y los monté sobre escarbadientes (palillos). Lo único que faltaba era montarlos sobre la torta y poner una velita. ¡Listo!

Una buena opción si no tenés tiempo de preparar una torta súper guau o no tenés maña con el glasé. ¿Qué te parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...